¿Por qué se me duermen los pies arriba de la bicicleta?

En el siguiente artículo te brindamos consejos y orientación sobre cómo actuar para evitar que se duerman tus pies al pedalear y disfrutes cada salida en bici.
Juan Pablo Calviño -
¿Por qué se me duermen los pies arriba de la bicicleta?
Evita los dolores arriba de la bicicleta y disfrutá de cada rodaje.

Dolor, quemazón, calambres, pérdida de sensibilidad.  Después de varios minutos arriba de la bicicleta –tanto en la calle, los senderos como dentro de un salón de spinning- pueden comenzar a molestar los pies. Casi siempre el adormecimiento de estas extremidades se debe a la presión de estructuras óseas a diferentes niveles sobre puntos nerviosos.

Ante estas molestias hay que distinguir y averiguar que parte del pie se duerme ya que dependiendo de la zona  afectada podremos saber sobre qué punto centrar nuestra atención y así tratar de obtener un diagnóstico acertado.

Su tratamiento es tan simple, en un principio, como descomprimir la zona, lo difícil y lo que requiere conocimientos es saber cómo, cuánto y qué descomprimir.

Antes que nada toca reconocer si lo que se duerme es el antepié, el lateral externo, la planta en su totalidad o simplemente el primer y segundo dedo. Ese saber nos orienta y nos informa sobre la zona afectada. Después hay que buscar el origen de dicho adormecimiento.

 

Adormecimiento de la zona externa, interna y/o plantar del pie

Generalmente se debe a una compresión de los nervios que pasan entre el maléolo peroneo y el calcáneo (si el adormecimiento es de zona externa) o del nervio tibial posterior (molestias en zona interna).

Para encontrarle una solución toca modificar la posición del retropié en el pedal aumentando el espacio entre las estructuras óseas para que el paquete nervioso que pasa por la zona no se vea comprimido.

Basta con colocar bajo las calas cuñas que posicionen el pie de la manera menos perjudicial para los nervios.

 

Adormecimiento plantar desde cabezas metatarsales a dedos

Hay dos motivos para este tipo de molestia:

Por un lado, el aumento de las presiones en la zona de antepié donde las cabezas de los metatarsianos presionan estructuras y afectan a los nervios que pasan entre dichos huesos. Esta compresión hace que el impulso nervioso no llegue adecuadamente a la zona digital al verse interrumpido y genera un adormecimiento sobre todo de los dedos e incluso sensación de calor o de quemazón en la zona.

La solución es  elevar mediante una plantilla las cabezas de los metatarsianos restando presión sobre la almohadilla metatarsal y descomprimiendo esa zona. También se puede cambiar la posición de la cala tratando de modificar la zona de presión de la misma a la hora de rodar.

El otro motivo se debe a la compresión nerviosa en retropié que afecta a estructuras plantares y distales del pie.

La solución, en este caso, es modificar la posición del pie sobre el pedal, ya que los nervios que pasan por el pie tienen un origen a nivel vertebral y en ese caso la solución puede estar en la posición sobre la bicicleta.

Publicidad
Te recomendamos

Si quieres ganar masa muscular de una vez por todas, la clave está en tener una buena...

Primera Cumbre Mundial de Rafting en aguas bravas en San José...

En Sportlife Argentina vamos a estar sorteando estas zapatillas de Reebok , entérate ...

Pusimos a prueba las Reebok Nano 9 y te explicamos, en carne propia, por qué es la me...

Pusimos a prueba las Reebok Nano 9. No te pierdas el review del modelo de training pa...

La sandía aporta agua, fibra y L-citrulina, el aminoácido que reduce el dolor muscula...