CONTEO: ¿Cómo evito que me duela la cola por el asiento al andar en bicicleta?

Aprendé a evitar las heridas y molestias por sillín a la hora de pedalear con estos seis consejos.
JPCD -
CONTEO: ¿Cómo evito que me duela la cola por el asiento al andar en bicicleta?
Hay amores que matan. Evitá que el asiento de la bici sea tu peor enemigo en cada rodaje,

Los amantes de la bicicleta encuentran la forma de pasar gran parte de su vida sobre ella. No solo durante los entrenamientos y competiciones, sino también para ir de un lado a otro, salir a pasear o hacer las compras. Ese tipo de relación con las dos ruedas es como esos* “amores que matan”*, ya que todo ese tiempo invertido arriba de la bici puede traer molestias, heridas y llagas. Cuando comienzan los dolores en la cola, fundamentalmente se deben a la presión continua y el roce que ejerce el asiento con la zona que se posa sobre el mismo. Si bien hay numerosos factores intrínsecos (la forma de nuestro cuerpo o tipo de piel) y otros extrínsecos (el sillín de la bici, la ropa o nuestra posición sobre la bicicleta). Si sos nuevo en el mundo biker es común tener algún tipo de molestia, pero no te alarmes porque los tejidos se acabaran endureciendo con el tiempo. Eso sí, los ciclistas más experimentados que perduran con este tipo de problemas necesitan analizar algunas cosas sobre las heridas o dolores:** ¿Cuándo aparecen? ¿Es según el tipo de entrenamiento? ¿Es con alguna ropa en concreto? ¿Sucede en un recorrido específico o cuando haces muchos kilómetros?**

  1. OJO CON LOS PELOS Y LA DEPILACIÓN: Una de las grandes barreras naturales a este tipo de heridas es el vello corporal. Adem{as, el afeitado frecuente o la depilación con cera pueden provocar foliculitis (inflamación de los folículos capilares).
  2. HIGIENE PERSONAL: Es fundamental para prevenir las llagas. No te frotes agresivamente o con un jabón demasiado áspero. Si usas ropa interior que sea una lycra limpia, ajustada y de buena calidad para montar en bicicleta.
  3. INVERTÍ EN UN ASIENTO: Un problema a tener en cuenta por los hombres es la presión sobre el nervio pudendo, que se extiende a través de la mitad de la base del pene y el perineo. Esto puede provocar entumecimiento y disfunción eréctil. Por eso se inventó el sillín hueco. En el caso de las mujeres un asiento bien acolchado con una nariz estrecha es la mejor solución, ya que elimina la presión de los labios interiores. De un modo u otro, siempre es recomendable gastar un poco de más y asegurar comodidad y seguridad para la zona.
  4. INDUMENTARIA: Cómo se ajusta la ropa a nuestro cuerpo es fundamental, en especial la badana, ya que cuando se está en una posición aerodinámica la pelvis se desplaza hacia adelante ejerciendo más presión sobre el hueso púbico, por lo que se necesita más almohadilla en la parte delantera.
  5. ELEGÍ UNA BUENA CREMA LUBRICANTE: Escogé una crema específica para ciclismo (apta para tu tipo de piel, que proporcione la lubricación necesaria). No te olvides de usarla cada vez que subas a la bicicleta.
  6. SENTATE BIEN: Podemos tener el mejor sillín del mercado, la mejor ropa y usar kilos de crema lubricante, pero si la posición sobre la bici es incorrecta todo lo demás es inservible. Sabemos que los estudios de biomecánica son caros pero, si vas a dedicarle horas a la bici justifica la inversión.**
Te recomendamos

Te hace sentir imparable e inspirada para hacer del deporte un estilo de vida. La col...

Que mejor que la capitana de adidas Runners nos cuente cómo le cambió la vida sumarse...

¿Sos de sumar muchos kilómetros en cada corrida? Te explicamos qué tecnología usó Ree...

Acaban de presentarse en Argentina. Estas son nuestras primeras impresiones de la zap...