Cómo salir a correr con un aire más limpio

La contaminación en las grandes ciudades es un hecho que afecta a toda la población, pero si sales a correr, más.
Sport Life -
Cómo salir a correr con un aire más limpio
Cómo salir a correr con un aire más limpio

La contaminación es un tema candente año tras año, sobre todo cuando las condiciones meteorológicas son muy estables durante muchos días seguidos, incluso semanas, y la ausencia de viento y lluvia dispara los niveles de contaminación de las poblaciones de más de 150.000 habitantes, y de manera aún más peligrosa las que superan los 800.000.

Cómo salir a correr con un aire más limpio

Cómo salir a correr con un aire más limpio

Influye especialmente cuando entran en juego las bajas temperaturas y los hogares activan sus calefacciones, lo que unido al tráfico de estas grandes ciudades se convierte en una olla a presión que afecta a todos, y más especialmente a niños, tercera edad y gente con problemas respiratorios. Pero no debemos pensar que estamos libres del problema, porque los que salimos a correr tenemos un alto consumo de oxígeno durante todo nuestro entrenamiento, oxígeno que si está contaminado pasará así a nuestra sangre.

Cuando las condiciones atmosféricas son de alta estabilidad y se produce una gran acumulación de contaminantes, especialmente de dióxido de nitrógeno. Esto hace que se active la aplicación de los protocolos y medidas a adoptar por muchas municipalidades durante esos episodios de alta contaminación. Estos protocolos empiezan con unos preavisos al superar o acercarse al valor límite, 180 µg/m³. Cada municipalidad tiene sus medidas, pero la primera ha venido siendo restringir el tráfico para reducir los contaminantes.

Cómo salir a correr con un aire más limpio

Cómo salir a correr con un aire más limpio

PROBLEMAS PARA LA SALUD

Según la OMS, la exposición a corto y a largo plazo produce efectos sobre nuestra salud. Por ejemplo, las personas que sufren de asma afrontan un riesgo mayor de sufrir una crisis asmática los días en que las concentraciones son más elevadas, mientras que las personas expuestas durante varios años a las partículas contaminantes tienen un riesgo mayor de padecer enfermedades cardiovasculares. Y esta situación, como comentábamos al principio, se incrementa cuando corremos ya que la demanda de aire es mayor.

Cómo salir a correr con un aire más limpio

Cómo salir a correr con un aire más limpio

La misma Organización Mundial de la Salud calcula que en el mundo suman 1,3 millones las personas que mueren en un año a causa de la contaminación atmosférica urbana; sobre todo en los países en desarrollo. Los residentes de las ciudades donde hay niveles elevados de contaminación atmosférica padecen más enfermedades cardiacas, problemas respiratorios y cánceres del pulmón que quienes viven en zonas urbanas o en sitios verdes donde el aire es más limpio. La situación ideal para los corredores sería entrenar en la naturaleza para estar libres de esos contaminantes, pero sabemos que en nuestro día a día es imposible, por lo que todos tenemos que concienciarnos de que las ciudades tienen que ser diferentes y aportar algo por nuestra parte.

Cómo salir a correr con un aire más limpio

Cómo salir a correr con un aire más limpio

QUÉ PODEMOS HACER COMO CORREDORES Y CIUDADANOS

Las ciudades están dirigiendo sus limitaciones de velocidad a 30 km/h en una gran parte de sus calles, porque, aunque nos parezca demasiado lento cuando circulamos, las grandes aceleraciones disparan el consumo de los vehículos en marchas cortas, se produce menos desgaste en los neumáticos a esa velocidad, y no solo eso, sino que frenar continuamente también tiene sus consecuencias, porque el peligroso polvo de las pastillas de freno también se queda en el aire para que lo respiremos. Así que lo primero que podemos hacer es aumentar nuestros desplazamientos individuales caminando o en transportes públicos como el subte o tren, no que producen ninguna emisión.

Cómo salir a correr con un aire más limpio

Cómo salir a correr con un aire más limpio

Una segunda acción lógica para acompañar estos protocolos y mejorar la conducta ciudadana es limitar nuestra velocidad si tenemos que desplazarnos en coche para que sea lo más constante posible y tengamos que frenar menos.

Otro cuestionamiento actual es el de los altos niveles de dióxido de nitrógeno que emiten los coches diésel de mayor antigüedad, lo que lleva al continuo planteamiento de si es mejor un gasolina, un híbrido o coche eléctrico. Los diésel gastan poco en la carretera a ritmos constantes, pero son un problema en la ciudad al ser arrancados y moverse en marchas cortas durante poco tiempo. Para mejorar esto, parece claro: un híbrido. Arranca con su motor eléctrico sin expulsar nada al aire, y a velocidad de 30 km/h sigue sin utilizar la combustión del motor de gasolina y no dependemos tampoco de un 100% eléctrico difícil de enchufar en la mayoría de las ciudades.

Cómo salir a correr con un aire más limpio

Cómo salir a correr con un aire más limpio

La tercera acción si necesitamos tener un coche para los desplazamientos familiares es mirar al futuro y pensar en esta nueva tecnología en los vehículos de cuatro ruedas..

Te recomendamos

Si quieres ganar masa muscular de una vez por todas, la clave está en tener una buena...

Primera Cumbre Mundial de Rafting en aguas bravas en San José...

En Sportlife Argentina vamos a estar sorteando estas zapatillas de Reebok , entérate ...

Pusimos a prueba las Reebok Nano 9 y te explicamos, en carne propia, por qué es la me...

Pusimos a prueba las Reebok Nano 9. No te pierdas el review del modelo de training pa...

La sandía aporta agua, fibra y L-citrulina, el aminoácido que reduce el dolor muscula...