YOGAFIT: Postura del gato y la vaca

Con este ejercicio se realiza un calentamiento de la espalda: con la Postura del Gato estiras la cara posterior y con la de la Vaca, la cara interior.
-
YOGAFIT: Postura del gato y la vaca
YOGAFIT: Postura del gato y la vaca

Las posturas del Gato y la Vaca Bitilasana y Marjaryasana, son unas de las primeras que realizan todos los que se inician en la práctica del yoga. Con este ejercicio se realiza un calentamiento de la espalda, con la Postura del Gato estiras la cara posterior y con la de la Vaca, la cara interior. 

BENEFICIOS

- Estiramiento de la columna por sus dos caras
- Movilización de la columna
- Fortalece los músculos abdominales
- Alivia el estrés
- Suave masaje en la columna y órganos abdominales
- Durante el embarazo es buena para liberar la presión de la espalda

CONTRAINDICACIONES 

Realizar con mucho cuidado si existen lesiones previas de columna o cuello, manteniendo siempre el cuello en línea con el torso. 

 


Empezamos en posición de cuadrupedia con las manos y las rodillas en el suelo. Colocamos bien las manos por debajo de los hombros y las rodillas debajo de las caderas, abiertas al ancho de las caderas.

Alejamos los hombros de las orejas y activamos un poco el bajo vientre para no dejar caer el abdomen.

Al inhalar, miramos hacia delante y arqueamos la espalda abriendo el pecho, al exhalar llevamos el coxis hacia dentro, redondeando la espalda y mirando hacia el ombligo. Inhala y vuelve a mirar hacia delante y al exalar redondea manteniendo los brazos bien estirados. Podés hacer este movimiento, sincronizando con la respiración cinco veces.

Ahora realizamos una variación de esta a la postura. Empezamos volviendo a la posición neutral de la espalda, sin dejar caer el abdomen y vamos a estirar la pierna derecha hacia detrás, manteniéndola paralela al suelo y el pie en flexión. Al inhalar miramos hacia delante y al exhalar llevamos la rodilla hacia la nariz. Inhala y vuelves a estirar la pierna y a mirar delante, y al exhalar llevamos la rodilla a la nariz redondeando la espalda. Inhala vueles a estirar, siente cómo se alarga todo tu cuerpo desde la coronilla hasta el talón y exhala tocando de nuevo la nariz con la rodilla y baja de nuevo a cuadrupedia.

Podés hacer este movimiento sincronizando con la respiración durante cinco repeticiones cada lado.

 

 

 

Te recomendamos

Te hace sentir imparable e inspirada para hacer del deporte un estilo de vida. La col...

Que mejor que la capitana de adidas Runners nos cuente cómo le cambió la vida sumarse...

¿Sos de sumar muchos kilómetros en cada corrida? Te explicamos qué tecnología usó Ree...

Acaban de presentarse en Argentina. Estas son nuestras primeras impresiones de la zap...