Automasaje fascial, ¡que el rodillo te acompañe!

Para lograr descargar tus músculos del todo, así es cómo debés masajearlo
Domingo Sánchez -
Automasaje fascial, ¡que el rodillo te acompañe!
Automasaje fascial, ¡que el rodillo te acompañe!

Automasaje fascial, ¡que el roller te acompañe! El rodillo de descarga es un gran amigo del deportista, de la misma forma que no te olvidas nunca de entrenar, tampoco debes hacerlo de descargar la musculatura cuando así lo precisás, si no lo haces acumularás una tensión excesiva que puede acabar en molestias y lesiones

Por estrés acumulado, ya sea por mantener posiciones o cargas repetitivas, las fibras musculares se retraen y aparecen contracturas, pero también el tejido conectivo que las recubre se adhiere a ellas, el resultado es una zona mucho más tensa, es como un nudo muscular interno donde el riego sanguíneo es muy reducido y se acumulan sustancias tóxicas. Si se mantiene la carga aplicada, la zona irá empeorando y generando compensaciones en zonas próximas, ya que el cuerpo evitará el dolor a toda costa. Así que no solo nos encontramos con el inconveniente de la alteración mecánica, sino también con el de adquirir una técnica más pobre, que sin duda traerá consecuencias nefastas en otras zonas articulares. Una pequeña contractura no tratada puede ser capaz de desencadenar consecuencias que a medio plazo resultarán difíciles de remitir y que en el peor de los casos provocarán lesiones irreparables.

Ventajas del automasaje


Mejora la circulación sanguínea, lo que genera mayor aporte de oxígeno y nutrientes hacia los tejidos, pero también se acelera la eliminación de los productos de desecho, lo que consigue una recuperación rápida y más efectiva.

Al utilizar el propio peso corporal, es posible ejercer una presión suficiente y regulable al instante. Ante la presión, el sistema nervioso envía una respuesta de tipo refleja (involuntaria) de relajar la tensión muscular, esta situación ayuda a que las zonas musculares contracturadas se disuelvan.

El tejido conectivo que envuelve la musculatura se moviliza, se eliminan adherencias y libera tensión acumulada. El resultado es una mejora de la movilidad inmediata, por esta razón es recomendable aplicarlo también antes del entrenamiento.


Para un efectivo automasaje:


-Mantené una práctica frecuente y regular de los ejercicios, podés realizarlo a diario sin ningún problema.

-Durante el masaje vas a descrubri áreas muy concretas donde el dolor aumenta, son estas zonas las que requieren un mayor masaje, aplicalo de forma progresiva.

-No existe una regla definida para el mejor momento para el automasaje, aunque habitualmente se aplique el tratamiento una vez finalizado el entrenamiento, podés aprovechar cualquier ocasión durante el día para darte tu masaje.

-Rodá lentamente el cilindro o la pelota por la musculatura durante un minuto respirando normalmente y tratando de relajar al máximo la zona de aplicación.

-El músculo debe estar relajado y ligeramente estirado. Es preferible realizarlo sentado o tumbado sobre el suelo. Aplicá masajes o compresiones de entre 20-30 segundos con presión progresiva teniendo como referencia ese grado de dolor que te permita continuar aplicando la presión.

Te recomendamos

Te hace sentir imparable e inspirada para hacer del deporte un estilo de vida. La col...

Que mejor que la capitana de adidas Runners nos cuente cómo le cambió la vida sumarse...

¿Sos de sumar muchos kilómetros en cada corrida? Te explicamos qué tecnología usó Ree...

Acaban de presentarse en Argentina. Estas son nuestras primeras impresiones de la zap...